PADRE RODRIGO GARZA AL CORREO p rodrigogarza@hotmail.com,
CESAR XOC AL CELULAR 56538457 O AL CORREO cesarit1@yahoo.com,
CARLOS ARMANDO CHUC XUC AL CELULAR 40990405 O AL CORREO caardocx@hotmail.com
PortadaWeb.jpg

Parroquia Santa María de La Asunción

Tactic, Alta Verapaz, Guatemala

QUERIDOS HERMANOS Y HERMANAS.
Estan todos invitados a que éste y todos los martes nos acompañen a la formación a través de la Escuela de Dirigentes y posteriormente a la celebración de la Ultreya, no FALTES " CRISTO CUENTA CON TIGO "

Señor, queremos ser testigos de “una auténtica y renovada conversión” en éste tiempo, que nos impulse a ser signo vivo de tu presencia para anunciarte con gozo a los hombres de nuestro tiempo.

Confiamos en que María, Madre de Dios y Madre Nuestra, proclamada “bienaventurada porque ha creído”, interceda en este tiempo de gracia por nosotros y por los frutos de la Ultreya, alcanzándonos el don de la perseverancia en tu santo servicio hasta el fin de nuestra vida.

Amén ¡¡DE COLORES!!
DE COLORES

DE COLORES

Tiempo Cuaresmal

cuaresma14.jpg
CÓMO VIVIR EL TIEMPO DE CUARESMA?
Durante este tiempo especial de purificación, contamos con una serie de medios concretos que la Iglesia nos propone y que nos ayudan a vivir la dinámica cuaresmal.

Ante todo, la vida de oración, condición indispensable para el encuentro con Dios. En la oración, si el creyente ingresa en el diálogo íntimo con el Señor, deja que la gracia divina penetre su corazón y, a semejanza de Santa María, se abre la oración del Espíritu cooperando a ella con su respuesta libre y generosa (ver Lc 1,38).

Asimismo, también debemos intensificar la escucha y la meditación atenta a la Palabra de Dios, la asistencia frecuente al Sacramento de la Reconciliación y la Eucaristía, lo mismo la práctica del ayuno, según las posibilidades de cada uno.

La mortificación y la renuncia en las circunstancias ordinarias de nuestra vida, también constituyen un medio concreto para vivir el espíritu de Cuaresma. No se trata tanto de crear ocasiones extraordinarias, sino más bien, de saber ofrecer aquellas circunstancias cotidianas que nos son molestas, de aceptar con humildad, gozo y alegría, los distintos contratiempos que se nos presentan a diario. De la misma manera, el saber renunciar a ciertas cosas legítimas nos ayuda a vivir el desapego y desprendimiento.

De entre las distintas prácticas cuaresmales que nos propone la Iglesia, Ia vivencia de Ia caridad ocupa un lugar especial. Así nos lo recuerda San León Magno: "Estos días cuaresmales nos invitan de manera apremiante al ejercicio de Ia caridad; si deseamos Ilegar a la Pascua santificados en nuestro ser, debemos poner un interés especialisimo en la adquisición de esta virtud, que contiene en si a las demás y cubre multitud de pecados".

Esta vivencia de la caridad debemos vivirla de manera especial con aquél a quien tenemos más cerca, en el ambiente concreto en el que nos movemos. Así, vamos construyendo en el otro "el bien más precioso y efectivo, que es el de Ia coherencia con la propia vocación cristiana" (Juan Pablo II).
Cómo vivir la Cuaresma

1. Arrepintiéndome de mis pecados y confesándome.
Pensar en qué he ofendido a Dios, Nuestro Señor, si me duele haberlo ofendido, si realmente estoy arrepentido. Éste es un muy buen momento del año para llevar a cabo una confesión preparada y de corazón. Revisa los mandamientos de Dios y de la Iglesia para poder hacer una buena confesión. Ayúdate de un libro para estructurar tu confesión. Busca el tiempo para llevarla a cabo.

2. Luchando por cambiar.

Analiza tu conducta para conocer en qué estás fallando. Hazte propósitos para cumplir día con día y revisa en la noche si lo lograste. Recuerda no ponerte demasiados porque te va a ser muy difícil cumplirlos todos. Hay que subir las escaleras de un escalón en un escalón, no se puede subir toda de un brinco. Conoce cuál es tu defecto dominante y haz un plan para luchar contra éste. Tu plan debe ser realista, práctico y concreto para poderlo cumplir.

3. Haciendo sacrificios.

La palabra sacrificio viene del latín sacrum-facere, que significa "hacer sagrado". Entonces, hacer un sacrificio es hacer una cosa sagrada, es decir, ofrecerla a Dios por amor. Hacer sacrificio es ofrecer a Dios, porque lo amas, cosas que te cuestan trabajo. Por ejemplo, ser amable con el vecino que no te simpatiza o ayudar a otro en su trabajo. A cada uno de nosotros hay algo que nos cuesta trabajo hacer en la vida de todos los días. Si esto se lo ofrecemos a Dios por amor, estamos haciendo sacrificio.

4. Haciendo oración.

Aprovecha estos días para orar, para platicar con Dios, para decirle que lo quieres y que quieres estar con Él. Te puedes ayudar de un buen libro de meditación para Cuaresma. Puedes leer en la Biblia pasajes relacionados con la Cuaresma.
COMISIÓN CENTRAL DE LAS SANTAS MISIONES EN TACTIC, A.V. GUÍA ESPIRITUAL: PÁRROCO RODRIGO GARZA COORDINADOR GENERAL: CÉSAR AUGUSTO XOC CÓ (PRESIDENTE) SUB-COORDINACIÓN: DENIS MEDINA SUC (VICE-PRESIDENTE) KARLA PAOLA DE MEDINA (APOYO) SECRETARIA: LIGIA EUGENIA DEL CID TESORERO: MARCO ANTONIO MEDINA XOC COMISION DE COMUNICACIÒN: CESAR ALBERTO LÒPEZ CANTORAL GUADALUPE GÀLVEZ DE LÒPEZ COMISON DE LOGISTICA: AXEL HOMAR RUIZ GONZÀLEZ NORMA MARIETA FRECH AYALA COMISIÒN DE SONIDO: ERWIN LEONARDO TA GUA ANGELICA MARIA YOHOL COMISON DE LITURGIA:OSCAR GENARO AC QUEJ ESNA DELFINA RUANO DE AC COMISON DE PROCESIÒN: ALFONSO MILIÀN CONCEPCIÒN FORTIN DE MILIÀN UNAMONOS EN ORACION, POR ESTE EQUIPO DE TRABAJO. !SEÑOR TU CUMPLISTE CON TU MISION, AYUDANOS A CUMPLIR LA NUESTRA!
OBJETIVO DE LAS SANTAS MISIONES POPULARES · Descubrir todo lo bueno que hay en las personas y en las culturas (Lc. 10,2). · Ayudar a las personas a dar un verdadero sentido a la vida aquí y ahora (Lc 9,25). · En el nombre de Dios de la vida, invitar al pueblo al gran desempeño colectivo y solidario en defensa de la vida y de la ciudadanía de todos, especialmente de los empobrecidos y excluidos. (Lc 14,21-24). · Invitar a las personas a ser, cada vez más seguidoras de Jesús. (Fil 2,5). · Vivir la comunión en el pluralismo (1Cor 12,27). · Salvar al planeta Tierra, casa de todos. (Rm 8, 20-22). · Convertirnos en Discípulos misioneros de Jesús. (1Cor 9,16). “Vayan y hagan que todos los pueblos sean mis Discípulos” (Mt 28,19)
smp9.png
smp10.png
smp11.png
CREADO POR CARLOS CHUC
Name
Email
Comment
Or visit this link or this one